Bofill Mir & Alvarez Jana
English | Términos de Uso | Contáctenos |
   
  Home Nuestro Estudio Áreas de Práctica Nuestro Equipo Publicaciones Postulaciones Probono
 

   Publicaciones
 
DotPrensa
DotNoticias
2017 / 2016 / 2015 / 2014 / 2013 / 2012 / 2011 / 2010 / 2009
 
 
 
BMAJ / Publicaciones / Noticias
Dot Noticias
 
Alerta Legal: Nuevo dictamen de la Dirección de Trabajo sobre beneficios históricos y extensión de beneficios 2019-10-03 · BMAJ
El dictamen complementa doctrina previa de la Dirección del Trabajo sobre la extensión de beneficios históricamente otorgados a los trabajadores que luego han sido incorporados a un instrumento colectivo actualmente vigente.

Mining


  1. Introducción.

    Este dictamen, de fecha 17 de septiembre de 2019, tiene por objeto complementar la doctrina de la Dirección del Trabajo contenida en el Dictamen N° 3826/31, de fecha 20 de julio de 2018, sobre la extensión de beneficios históricamente otorgados a los trabajadores que luego han sido incorporados a un instrumento colectivo actualmente vigente.
    Específicamente, este Dictamen responde a la interrogante de si resulta jurídicamente procedente otorgar dichos beneficios a los trabajadores que hayan sido contratados con anterioridad a la celebración del instrumento colectivo, pero que no formen parte de éste, así como a los trabajadores contratados con posterioridad a la suscripción del instrumento.

  2. Ord. N° 4496 de1 17 de septiembre de 2019.

    En primer lugar, el documento expone lo que el dictamen N°3826/31 señala al referirse al otorgamiento de beneficios históricos a trabajadores que no forman parte de un instrumento colectivo. En este sentido reitera que las partes de una relación laboral pueden convenir remuneraciones, condiciones y beneficios adicionales a las estipulaciones mínimas indicadas por el Código del Trabajo para un contrato de carácter laboral, pudiendo dichos beneficios tener su origen en el otorgamiento reiterado y uniforme de los mismos por parte del empleador. En este caso, estaríamos frente a un consentimiento tácito entre las partes y entendiéndose incorporados tales beneficios a los contratos de trabajo de los trabajadores respectivos. Esto es lo que doctrinariamente se conoce como “beneficio histórico”.

    A continuación, el dictamen también reitera la doctrina administrativa vigente al señalar que no resulta legítimo dejar de otorgar remuneraciones, beneficios y condiciones de trabajo pactadas con uno o más trabajadores con motivo de la suscripción posterior de un instrumento colectivo en que consten los mismos beneficios u otros similares.

    La novedad del dictamen en comento consiste en distinguir dos hipótesis en relación con los trabajadores a quienes el empleador hace entrega de dichos beneficios históricos cuando éstos han sido incorporados en un instrumento colectivo:


    1. En primer lugar, se refiere a los trabajadores contratados con anterioridad a la celebración del instrumento colectivo que recoge los beneficios históricos indicados, pero que no forman parte del instrumento en cuestión. En este escenario, la autoridad administrativa ha señalado que resulta esencial, para catalogar tales beneficios como históricos, el que éstos ya deben estar siendo recibidos por los trabajadores, con independencia de la suscripción del instrumento colectivo. Así, si los trabajadores no recibían tales beneficios antes de que fuesen pactados o incorporados formalmente en el contrato colectivo, no pueden ser considerados beneficios históricos. En este caso, el empleador no está legalmente autorizado a extender los beneficios contenidos en el instrumento, salvo que se acuerde expresamente entre las partes del instrumento colectivo la extensión de beneficios conforme a lo establecido en el artículo 322 del Código del Trabajo, debiendo también aceptar aquello el trabajador beneficiario y obligándose éste a pagar en todo o en parte la cuota ordinaria de la organización sindical, según lo establezca el acuerdo.


    2. En segundo lugar, el dictamen trata sobre los trabajadores contratados con posterioridad a la suscripción del instrumento colectivo que regula o incorpora los beneficios señalados. En este caso, deben distinguirse nuevamente dos hipótesis:


      1. Si el instrumento colectivo recoge los beneficios históricos con las mismas condiciones, modalidades y características bajo las cuales eran otorgados con anterioridad, el empleador únicamente puede otorgarlos cumpliéndose con las exigencias prescritas en el artículo 322 del Código del Trabajo ya mencionado, ya que para estos nuevos trabajadores no será posible distinguir entre los beneficios históricos y los pactados en el instrumento colectivo.


      2. Si por el contrario, el instrumento modifica de alguna forma el otorgamiento de dichos beneficios, pudiendo distinguirse claramente entre el beneficio histórico y lo acordado en el instrumento colectivo, los beneficios históricos podrán continuar otorgándose en favor de estos nuevos trabajadores, sin que sea necesario cumplir con lo prescrito en el artículo 322 del Código del Trabajo, ya que no se trataría de una extensión de beneficios de acuerdo a lo ya resuelto en este sentido por el Dictamen N° 3826/31. Por el contrario, sí se considerará una extensión de beneficios si el empleador los entrega conforme han sido modificados y establecidos en el instrumento colectivo en cuestión.






  3. Conclusión

    A partir de lo expuesto, el Dictamen N°4496 establece lo siguiente:


    1. La incorporación de un beneficio histórico a un instrumento colectivo que era recibido por un trabajador con anterioridad a su suscripción no lo priva de éste, en la medida en que se le siga concediendo en los términos en que históricamente era entregado.


    2. Los trabajadores contratados con anterioridad a la celebración de dicho instrumento, que no forman parte de él y que no han recibido tales beneficios, solo los podrán recibir si se da cumplimiento a lo establecido en el artículo 322 del Código del Trabajo, acordándose entre las partes del instrumento la extensión de tales beneficios, aceptando los trabajadores beneficiados la extensión de los mismos y, finalmente, pagando la cuota ordinaria de la organización sindical conforme se haya acordado para poder acceder a los beneficios. Lo anterior por cuanto para ellos, estos no pueden ser considerados históricos al no haberlos recibido previamente.


    3. Los trabajadores contratados con posterioridad a la celebración del instrumento colectivo que recoge los beneficios con las mismas condiciones con que eran concedidos antes de su suscripción también deberán acogerse a lo dispuesto en el artículo 322 del Código del Trabajo. Por el contrario, si el instrumento establece alguna diferencia en la forma de otorgar los beneficios, permitiendo a los trabajadores distinguir entre los beneficios históricos y los que tienen su origen en el instrumento colectivo, podrá el empleador extenderlos a este grupo de trabajadores sin dar cumplimiento a lo señalado en dicho artículo.



  Descargar Ver Mas
 
 
Av. Andrés Bello 2711 - Piso 8 - 7550611 Las Condes - Santiago - Chile | Tel. +56 227 577 600 | Fax. +56 227 577 813 | info@bmaj.cl
Bofill Mir & Alvarez Jana